«El básquetbol femenino de Chile es respetado hoy a nivel internacional»

Santiago | En su bitácora de búsqueda por el talento, Central Pointe Academy decidió fijar su mirada sobre Chile. Los más recientes éxitos de las selecciones femeninas llamaron la atención de la academia con sede en Florida (EE.UU.), alcanzando sumar a su programa de desarrollo mediante becas a las jugadoras Damaris Alarcón, Sofía Leichtle, Catalina Ramírez y Gabriela Ahumada.

“El básquetbol femenino de Chile es respetado hoy a nivel internacional, a ese crecimiento es al que apostamos en Central Pointe”. Esa la opinión de Carlos Morales Jr, codirector del programa deportivo y uno de los valedores por la apuesta del talento nacional. “Tenemos una fusión de distintos países y queremos competir con base en ellos con los equipos e instituciones de Estados Unidos”, detalla.

En Central Pointe están contentos por el arribo del cuarteto chileno.

“Chile es un programa respetado a nivel internacional. Ha tenido buenas actuaciones en sudamericanos, Latinoamérica y el mundo. Hay respeto por el básquet chileno, son jugadoras y jugadores que pueden y saben competir. Quizá no son de un perfil tan atlético, pero son inteligentes y eso es importante”, resalta Morales.

Ayudar y acompañar

“Somos una academia para el desarrollo y la formación». Así lo explica uno de los directores del sistema. «Nuestro propósito es ayudar a las chicas y chicos para que estén en un nivel más avanzado a la hora de competir, acompañarlos en su camino hacia el profesionalismo basado en su habilidad y talento. El secreto para el éxito es sudar y trabajar. No hay receta secreta, esa es la mentalidad en Central Pointe”, agrega.

“Gaby”, “Cata”, Damaris y Sofía viven una nueva experiencia, una que las acerca al más alto nivel. Sus jornadas, con clases online a raíz del coronavirus, contemplan hasta tres o cuatro horas diarias de entrenamiento.

“Una vez que finalice la pandemia, el plan es llevarlos a entrenamientos de equipos de la D1 o D2 en la NCAA, a juegos de la NBA, béisbol, fútbol americano. Llevarlas y vean cómo se vive un entrenamiento al más alto nivel, que conozcan la intensidad de la alta competencia. Acá somos una familia, entendemos el sacrificio que hacen las chicas y su familia. Queremos ofrecerles la mayor cantidad de experiencias en esta etapa de formación”, finalizó Morales.

Prensa FebaChile