Thiare García y Jovanka Ljubetic, sangre joven en la pre selección adulta

En el marco de los trabajos de la pre selección adulta llama la atención a dos “pequeñas” que luchan y corren cada pelota como si fuera la última. Se esfuerzan y llevan al límite sus capacidades, luchando palmo a palmo contra jugadoras que tienen más fuerza y experiencia. Estas niñas, son parte de la nueva generación de los deportistas chilenos, aquellos que tienen otra mentalidad; ellas son Thiare García y Jovanka Ljubetic.

Tienen solamente 17 años y son parte de las filas de New Crusaders, equipo que tiene mucha tradición en Valparaíso y donde están dando sus primeros pasos en el básquetbol. Sin embargo, estas chicas no se intimidarán ante cualquier cosa, ambas fueron parte del plantel que consiguió un meritorio tercer puesto en el Sudamericano U17 de Bolivia, es por esta destacada actuación que la coach Patricia Bermudes decidió que entrenen con la pre selección adulta.

Thiare García tiene 17 años, es porteña y el básquetbol lo lleva en la sangre, su hermana y su madre jugaron este deporte y decidió continuar con esta tradición familiar.

El caso de Jovanka Ljubetic (17) es bastante particular, practicó muchos deportes y se destacó en varios de ellos, como la gimnasia rítmica y el atletismo. A partir de los 12 años comenzó a practicar básquetbol, decidiéndose por éste ya que desde su punto de vista “es un juego en equipo y uno lo pasa mucho mejor, en los deportes individuales ganaba pero no sentía la misma emoción”, comenta Jovanka, quien fue el mejor promedio de puntos de la U17 en Bolivia, con 24 puntos por partido.

No cualquiera a los 17 años está entrenando a la par de una selección adulta, ambas chicas así lo sienten. “Es muy reconfortante y nos ayuda mucho practicar con jugadoras como Javiera Novión y Daniela Troncoso, el roce nos va a servir mucho”, explica Thiare.

Es precisamente Thiare quien tiene poco más de “cancha” en tema de selecciones. Fue parte de U14, U17 y U18, yendo a jugar sudamericanos a Venezuela, Paraguay además de jugar el Premundial de Valdivia en categoría U18. De esta forma, cuando Thiare vuelve a jugar con su categoría siente que marca una diferencia. “Los cambios son bastante grandes el año pasado entrené con Ziomara Morrison, entonces cuando bajamos con Jovanka a la categoría sentimos que igual nosotros tenemos que llevar “la batuta” del equipo”, cuenta.

Mientras que Jovanka se unió a la Asociación de Valparaíso recién el año pasado, antes solamente jugaba por divertirse en su colegio. “Toda mi experiencia en selecciones o campeonatos grandes es haber jugado el Nacional U17 de Puerto Montt el 2016 y el campeonato de Bolivia”.

Mirada a futuro

Se vuelve inevitable tocar el tema de su futuro y nuevamente el dúo de amigas tiene respuesta variada. “Quiero seguir jugando pero también me gustaría ser profesora de educación física”, indica Jovanka.

Por el lado de Thiare García, tiene aspiraciones relacionadas al básquetbol. “Yo pretendo salir del país, hace poco estuve en un campus y estoy viendo la posibilidad de irme a estudiar fuera de Chile”.

La sangre joven seguirá entrenando en el Centro de Entrenamiento Olímpico, buscando ser la nueva cara del deportista chileno, ese que tiene una nueva mentalidad y que en cada momento quiere sacar la cara por el país.